Almohadilla térmica en el colchón

El fieltro térmico (fieltro termocomprimido) es un material no tejido que consiste en fibras naturales y sintéticas. Es uno de los materiales más populares utilizados en combinación con otros materiales en la fabricación de colchones modernos.

Designación de almohadilla térmica en colchones

El fieltro térmico utilizado en colchones con propiedades ortopédicas protege el revestimiento. El diseño del colchón permite la separación del bloque de resorte del revestimiento con una capa de fieltro térmico. Debido a las propiedades del material, se asegura una presión uniforme de los resortes sobre el cuerpo humano sobre toda la superficie del colchón. El colchón gana comodidad, manteniendo el nivel de rigidez requerido.

La composición del fieltro térmico.

La composición del material no tiene una regulación estricta, por lo tanto, los fabricantes de productos establecen independientemente las proporciones de fibras de origen natural y sintético. Como materias primas naturales, se utilizan lana, algodón, yute y fibras de lino, que ocupan hasta un 60% en el volumen de fieltro térmico. La presencia de fibras sintéticas se limita al 35-40%. Sin embargo, también hay tales muestras de termofelt, donde no se usan sintéticos, o solo componentes sintéticos están presentes en la composición.

Entre las fibras de origen sintético, el polipropileno y el acrílico son los más comunes. El polipropileno tiene una serie de cualidades dignas: es duradero, confiable y resistente a altas cargas. El acrílico tiene un bajo nivel de conductividad térmica. Además de estos materiales, varios fabricantes usan fibras de composición de poliéster y poliamida como componentes en la composición de fieltros térmicos.

Características de la almohadilla térmica

El bloqueo térmico se suministra en láminas de poco más de 2 metros de ancho, lo que es suficiente para hacer un colchón, lo que garantiza una cantidad mínima de residuos. Las características principales de thermofelt, que es popular entre fabricantes y consumidores, incluyen:

  • La densidad del material. Una densidad superficial de aproximadamente 1 kg / m2 proporciona un alto nivel de resistencia a la tracción y baja deformabilidad. En las versiones más tradicionales de colchones, que consisten en bloques de resorte, el termopozo actúa como una capa aislante de espuma de poliuretano. Este método del dispositivo permite proporcionar condiciones de funcionamiento cómodas de la capa superior del colchón;
  • La tasa de alargamiento en la rotura y el valor de la carga de tracción. Estas características muestran la cantidad de estiramiento del material y la cantidad de peso corporal que el colchón puede soportar sin temor a dañar el fieltro térmico;
  • El indicador de durabilidad, es decir, resistencia al desgaste físico. El material, que posee indicadores de calidad, no pierde sus propiedades durante un largo tiempo de operación;
  • Espesor El indicador es de 3 mm o más, puede variar según el fabricante y los modelos de colchones fabricados;

Atencion Es un material higiénicamente seguro, puede ser utilizado por personas alérgicas y no tiene un efecto contaminante en el medio ambiente cuando se destruye.

Características de producción

La tecnología para la producción de thermofelt permite el uso de equipos especializados: máquinas para pellizcar y rascar que realizan operaciones para preparar las fibras para su posterior procesamiento. Luego, las fibras se mezclan y se forman en una máquina especial, después de lo cual el material se mantiene unido mediante perforación con aguja (método de perforación) o unión térmica. Para garantizar la fiabilidad, muchos fabricantes utilizan un método térmico después del flasheo. En el proceso de unión térmica, la pieza de trabajo se calienta a una temperatura de 190Con y realice el prensado utilizando una máquina especialmente diseñada para este fin. Después de la fusión de las fibras sintéticas, se produce una unión fiable del material.

Importante!Los expertos recomiendan elegir colchones de una mezcla de fieltro térmico, fibras naturales y sintéticas. Es el relleno de esta composición el que tiene las propiedades higiénicas apropiadas, tiene una alta resistencia al desgaste y resistencia.

Entre la variedad de rellenos, muchos prefieren elegir colchones con fieltro térmico, dado el origen natural. Al crear un microclima saludable en el dormitorio, el fieltro natural está bien ventilado, se seca rápidamente y no absorbe olores. Sin embargo, los análogos artificiales modernos no son inferiores al fieltro natural en términos de características. También tienen propiedades hipoalergénicas, son transpirables y tienen otras ventajas.

Loading...

Deja Tu Comentario